Diario

It is a terrible thing
to be so open: It is as if my heart
put on a face and walked into the world
-Sylvia Plath

***

 

Granada
Otoño 2016

Ya es invierno cuando escribo
y es, como si de alguna manera,
me sintiera aún ajena a este palpitar de escritura
de este cuaderno de cuero.
Los mayores preparativos del futuro que llega a zancadas y seguro:
amar lo que tengo hoy
junto a mí.

 

*

Freiburg
Mayo 2017

Si hubiera empezado a escribir esta mañana, habría escrito cosas como
suelo
pudor
rotura

médula

barba
west and the rest

Pero menos mal que llegó el atardecer.

(…)

¿Te has dado cuenta de lo llenita de verde que está esta ciudad?
Después de lanzar fotos, nos hemos sentado en el asfalto del puente y hemos reposado las emociones de la semana y de la vida.
Yo, por mi parte, he dejado en casa, un rato (y a solas) a los demonios rojos.
¿Qué pasa que ahora quieren salir todos de golpe?

Es una suerte que haga buen tiempo porque tienen miedo al sol
(Se queman si están mucho rato expuestos)
y la guerra surge cuando me dejo exponer con ellos.
Hay veces que me toman de la mano (muy fuerte) y me exigen atención continua y personalizada. Llega un punto, entonces, en que me pierdo a mí misma: los beso, los hago el amor pero sin ser consciente de mi propio cuerpo presente.
Ojalá alguien me hubiera advertido que tomara el camino que tomara, siempre iba a haber demonios rojos y sonrientes entorpeciendo la visión.
Qué bonito es ver, sin embargo, cómo me alejo de ellos en mi bicicleta, dejándoles ahogándose en el río (frío) un rato
para estar a solas conmigo.

¿Para qué los demonios?
Quizá para la resurrección
seria
y los domingos.

 

*

Freiburg
Último día de mayo 2017

Ayer salí al balcón y me quedé en paz
contemplando el tenue olor a vida
lo ligero
la oscuridad que se pierde en el puntito de un cigarrillo por allá, de una cocina,
de mi vela. De mi paz.
Los sonidos de la noche me traen recuerdos a los que no sé poner nombre.
Sólo sé que es la mezcla del olor, la temperatura y esos ruiditos de que el día ya quiere descansar.

En momentos así pienso en la gente que amo, en su extrañamiento, en la fortuna.

En estas cosas tan del alma.

 

*

Freiburg
sin fecha

Tiempo, tiempo
tiempo
necesito de esas partículas
¿o necesito mi control?
¿mi paciencia?
el halo de saber dejar,
saber estar, decirse
y redecirse sin morir en el intento.

Me toco la tripa para saberme viva,
me escucho, suena el alimento,
lo movible y lo nómada dentro de mi cuerpo.

Me beso la palma de la mano para saber la dirección a casa.

 

***


Anuncios

4 comentarios en “Diario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s