Humedal

*

todo está prohibido
mi vaivén
y la interacción con lo local

estómago contaminado
no comerás

prohibida la madera del sexo
y el silencio desplomado
en los ojos color azufre

útero desahuciado
no fornicarás

de la manzana, ya no me atrevo
alguien dijo que al rosal
le nacen huevos
mi hijo
sepultado
bebe de las semillas muertas
que aspiran a ser árbol

herida blanca de vida
no matarás

hay una piedra que mi enemiga
me pone en la cabeza
sin pulir sabe a sacrificio
sin veneno roba
las horas de cordura
los suspiros del intento

no codiciarás
nada
de tu prójimo

me dejó una espiga
blanca
yo la miro y la miro
no tiene el reflejo
del agua del río

no negarás
porque del hambre
y la hoguera se han escrito
ráfagas de pobreza

del esfuerzo de mi pariente
hablo poco
menciono la lucha
quizá
el recto proyecto
de abandonar la vida a un trozo
de luz insalvable en el salón

no adorarás
dioses lejanos
a tu costado

porque era verano
y salpicaba el romance
algún niño goloso me rozaba
el muslo
y yo me hacía la innombrable
no jamás no
contra la pared no
sobre la nieve
sí pronunciar
el deseo voraz

no honrarás
a quien te deshace del camino

y así la mancha llegó a la vida
como una vergüenza hecha amor

escapar de la guerra en nombre del señor
una verdad moderna de la condición
del hombre
un desprecio validado a las puertas del reino
animal

¿y no amarás entonces
a dios
sobre todas las cosas
sobre el hedor?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s